7 suculentas armonías otoñales de vino y plato

7 suculentas armonías otoñales de vino y plato

Aunque los termómetros se empeñen en demostrar lo contrario, el otoño ya está aquí; y con él, inevitablemente, llegan los primeros fríos. Es la época en la que el cuerpo pide suculentos guisos, pucheros de legumbres, carnes varias… Aquí te proponemos 7 encuentros gastronómicos muy satisfactorios para el periodo otoñal.

1. Viña Ardanza Tinto Reserva 2007 + Perdiz estofada

Otoño, tiempo de caza. La temporada otoñal se enriquece con platos elaborados con carne de caza. Si tomamos un plato de caza de pluma, lo más adecuado es acompañarlo con un tinto de guarda, como un buen Reserva de cuerpo medio. En este caso hay pocas mejores elecciones que un rioja clásico; por ejemplo, Viña Ardanza Reserva 2007, de la bodega centenaria La Rioja Alta. Viña Ardanza es un indiscutible en la línea de los más honrosos clásicos riojanos. Un vino que con sus complejos aromas (cuero, almizcle, tabaco) encaja perfectamente con los sabores de la caza. Igualmente conectarán con la perdiz y su estofado los aromas de reducción que este excelente Reserva ha desarrollado durante su larga permanencia en botella.

Viña Ardanza 2007. La Rioja Alta. D.O.Ca. Rioja. PVP: 18,65 €

2. Valduero Tinto Crianza 2012 + Lentejas con chorizo

Las lentejas son un clásico de nuestra gastronomía. La forma más tradicional de tomarlas: aderezadas con hortalizas y algún componente chacinero, como el chorizo. Un plato como las lentejas con chorizo pide tintos que mantengan un buen equilibrio entre las notas primarias (frutales y florales) y las notas de su crianza en barrica, como este Valduero Crianza 2012. Un vino elaborado a partir de una magnífica materia prima que le aporta buen carácter frutal, notas frutales que se funden con el componente vegetal del plato; mientras que sus notas de crianza en madera casan con la carne creando un conjunto de gran suculencia.

Valduero Tinto Crianza 2012. B. Valduero. D.O. Ribera del Duero. PVP: 16,40 €

3. El Vínculo Tinto Reserva 2010 + Jabalí estofado (o guiso de corzo con setas)

Con la caza mayor, acompañada normalmente de salsas densas y de sabor potente, van fenomenal los tintos con cuerpo y mayor madurez, como Reservas y Grandes Reservas. Así, un jabalí estofado o un guiso de corzo con setas nos piden tintos de buena persistencia en boca y bien estructurados, además de complejidad y notas de noble reducción. Todo ello lo tiene El Vínculo Reserva 2010, el tinto manchego del genial Alejandro Fernández, creador del mítico Pesquera en Ribera del Duero.

El Vínculo Tinto Reserva 2010. Bodegas Alejandro Fernández Tinto Pesquera El Vínculo. D.O. La Mancha. PVP: 17 €

4. Dehesa de Los Canónigos Tinto con crianza 2012 + Cochinillo

A un asado de tierno cochinillo le va como anillo al dedo un tinto con crianza que despliegue notas frutales y elegantes taninos, como Dehesa de los Canónigos 2012. Uno de los grandes ‘Riberas’ que elevará la suculencia y carnosidad del plato. Dehesa de Los Canónigos 2012 –criado 15 meses en barricas de roble- es un vino complejo y lleno de matices, con excelentes taninos maduros que nos ayudan a mantener la boca limpia de excesos grasos.

Dehesa de Los Canónigos Tinto con crianza 2012. B. Dehesa de Los Canónigos. D.O. Ribera del Duero. PVP: 17,95 €

5. Lan Edición Especial Tinto Reserva 2009 + Pochas con codorniz

Las pochas son alubias tiernas típicas en Navarra y La Rioja que son recogidas en estas fechas. En la cocina, forman una feliz alianza con la caza menor. Si vamos a tomar unas pochas con codorniz, ¿cuál es la mejor elección vinícola? Los pucheros de legumbres y piezas de caza como éste demandan potentes Reservas que todavía mantengan cierto carácter frutal junto con los aromas de crianza. En este caso, elegimos el sensacional rioja Lan Edición Especial Tinto Reserva 2009, que posee una magnífica combinación de fruta muy madura con matices de buena y larga crianza. Perfecto tanto para armonizar con la carnosidad de las pochas, como con la caza.

Lan Edición Especial Tinto Reserva 2009. Bodegas Lan. D.O.Ca. Rioja. PVP: 16 €

6. Pago de Los Capellanes Tinto Crianza 2013 + manitas de cordero rellenas de setas

Hablando de gastronomía otoñal, no podían faltar las setas, un producto muy de temporada; aunque en este plato actúan como ingrediente secundario. Las manitas de cordero rellenas de setas es un plato dominado por las sensaciones gelatinosas, y en este caso la opción más recomendable es un tinto Crianza, como este vino castellano bien cubierto y de nobles taninos: Pago de Los Capellanes Crianza 2013. Carnoso, elegante, persistente, este Ribera del Duero responderá muy bien a las exigencias del plato.

Pago de Los Capellanes Tinto Crianza 2013. Bodegas Pago de los Capellanes. D.O. Ribera del Duero. PVP: 18,80 €

7. Lagar da Condesa Blanco 2015 + Marisco: centollo, navaja, bogavante…

El marisco es uno de los alimentos más exquisitos y saludables. Cada especie tiene una época óptima para su captura y para su consumo. Mirando a las costas gallegas en temporada otoñal, priman mariscos como el centollo y centolla, navajas, percebes, bogavantes, berberechos, almejas… Es importante tener en cuenta que en los mariscos
dominan las sensaciones salobres y salazones; sabores delicados que no debemos enmascarar tras el ímpetu de un tinto. La mejor opción es descorchar secos, como un verdejo, un viura riojano y, por supuesto, un albariño. Te recomendamos el albariño Lagar da Condesa Blanco 2015.

Lagar da Condesa Blanco 2015. B. Lagar da Condesa. D.O. Rías Baixas. PVP: 12,30 €

Compártelo!

    Deja un comentario