Carlos Moro: “En el Grupo Matarromera no esperamos adaptarnos a los cambios, sino provocarlos”

Carlos Moro: “En el Grupo Matarromera no esperamos adaptarnos a los cambios, sino provocarlos”

El vallisoletano (1953) es el presidente fundador del grupo vitivinícola Matarromera y una figura imprescindible del vino español. Su bodega primigenia, Matarromerra, es ya una leyenda y un icono de Ribera del Duero. Licenciado como Técnico Superior Agrónomo y descendiente de una familia de larga tradición vitícola, su vocación estaba clara. En 1988 fundó la bodega en el enclave privilegiado de Valbuena de Duero (Valladolid), y ésta sería la primera piedra de lo que hoy es uno de los principales emporios vitivinícolas del mundo.

El Grupo Matarromera está conformado por siete que jalonan las tierras del Duero, presentes en las denominaciones de Ribera del Duero, Toro, Cigales, Rueda y Vino de la Tierra de Castilla y León; y la última en sumarse: Bodega Carlos Moro en la D.O.Ca. Rioja. Todas ellas, bodegas que tienen la sostenibilidad y la calidad como ejes argumentales. Además, el Grupo Matarromera posee una destilería, una almazara para la producción de aceites de oliva virgen extra, una gama de vinos sin alcohol y una línea de productos de belleza elaborados con polifenoles de uva. Otra de las características que definen a esta gran figura del vino español es su esfuerzo por impulsar el turismo enológico; de hecho, el pasado año Carlos Moro fue galardonado con la Medalla al Mérito Turístico a propuesta del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Ahora comparte con Vinoselección su visión y sus proyectos vinícolas.

1. Muchas encuestas señalan que el vino es una bebida con poca penetración entre los jóvenes. Desde el Grupo Matarromera, ¿qué medidas o esfuerzos han realizado para llegar a los más jóvenes?

Siempre hemos tenido claro que el público joven es fundamental para el futuro del sector vitivinícola y elaboramos y ofrecemos vinos especialmente diseñados para ellos: bien para los que se están iniciando en este mundo, a través de los vinos con baja graduación alcohólica como los WIN.O, WIN.E y WIN 5.0, entre los que se incluyen los frizzantes; bien para los que comienzan a adentrarse en los encantos del vino, jóvenes a los que les encantan nuestros vinos modernos de Emina, ya sean blancos, rosados, tintos o espumosos.
Ofrecemos un abanico tan amplio de vinos que nos permite pensar también en qué les gusta a los más jóvenes. Además, apoyamos iniciativas dirigidas a este público objetivo colaborando con distintas actividades, como hemos hecho recientemente con el Enofestival.

2. Matarromera cerraba 2015 con una facturación récord. Para muchos, Matarromera es un modelo donde fijarse y aprender cómo capear el temporal provocado por estos años de crisis. ¿Qué políticas señalaría como responsables de este éxito comercial?  

Sinceramente, estamos inmersos en tantos proyectos, nuestro día a día está marcado por tal incesante quehacer -y aún queda tanto trabajo- que apenas nos resta tiempo para pensar en las coyunturas económicas que nos rodean y a las que, por supuesto, no somos ajenos. Grupo Matarromera se caracteriza por mirar hacia adelante e ir consiguiendo, poco a poco y con especial ahínco y esfuerzo diario, diferentes objetivos. Intentamos ser responsables del cambio, antes de que este nos venga impuesto por las circunstancias que nos rodean; eso lo señalaría como fundamental: no esperar adaptarnos a los cambios, sino provocarlos. Es parte del espíritu innovador que tiene esta compañía. La pócima mágica o clave del éxito estaría compuesta, desde mi punto de vista, en la confianza, en la ilusión, en el trabajo y en la perseverancia.

3. Matarromera ha lanzado Granza, su nueva línea de vinos ecológicos. ¿Cree que el consumidor español ya está preparado para esta tendencia? Los críticos con los vinos naturales señalan sus defectos o su incapacidad para aguantar el paso del tiempo… Mirando al mercado nacional, ¿cree que los vinos ecológicos han logrado dar la talla?

El interés de los países europeos por los productos ecológicos, en los que también está incluido el vino, ha aumentado considerablemente. Cierto es que en España a este tipo de productos aún le queda camino por recorrer, pero poco a poco, y afortunadamente, la conciencia medioambiental va aumentando en la sociedad. Los vinos ecológicos son productos más complicados y costosos de elaborar, desde la preparación de la tierra, el cultivo y cuidado de los viñedos hasta la elaboración del propio vino, pero son productos en los que creemos que merece la pena invertir y dedicar esfuerzos.

4. Una de las señas de identidad del Grupo Matarromera es su compromiso por la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente. En este sentido, ¿cómo valora el calentamiento global, perjudicará la elaboración de vinos en nuestro país?

El cambio climático se está manifestando con una elevación progresiva de las temperaturas y un estrés hídrico de la cepa, lo que podría afectar a la calidad de los vinos (mayor graduación alcohólica, menor acidez…). La capacidad de adaptación de la vid a estos cambios dependerá de muchos factores, unos intrínsecos como son la variedad de la uva y otros extrínsecos como son el cuidado anterior del viñedo, o la adopción de medidas preventivas adecuadas.

Grupo Matarromera trabaja desde hace años en este sentido. Ha liderado durante cuatro años uno de los trabajos más exhaustivos y completos de investigación sobre los efectos del cambio climático en los campos de la viticultura y de la enología dentro del proyecto CENIT DEMETER del CDTI, posee una estación meteorológica y ya aplica la Industria 4.0 al viñedo mediante el uso de imágenes satélites, drones, etc. que nos permiten conocer al momento numerosos parámetros sobre el estado de las plantas y tomar las decisiones adecuadas antes de que sea tarde.

5. El próximo año ya podremos disfrutar de los nuevos vinos del Grupo Matarromera elaborados en Rioja, en la Bodega Carlos Moro, la única bodega del grupo que sale de Castilla y León. ¿A qué responde el nacimiento de Bodega Carlos Moro?, ¿qué fundamentos filosóficos comparte con el resto de bodegas del grupo?

Por un lado, a la imperiosa necesidad de hacer crecer este sueño, el de Grupo Matarromera. Y por otro, a formar parte de una Denominación de Origen tan prestigiosa y emblemática como es Rioja.

La esencia de Bodega Carlos Moro es la misma que lleva mi nombre y apellido, que no es otra que la elaboración de vinos de alta gama. Es un proyecto empresarial marcado por la pasión de mi yo viticultor, enólogo y bodeguero, pero que no podría haberse hecho real sin el increíble trabajo de muchas personas que están inmersas con la misma ilusión en este proyecto. Por supuesto, la innovación, el respeto por la sostenibilidad y el medio ambiente y la búsqueda de la máxima calidad son pilares fundamentales sobre los que se asienta esta compañía.


6. En Rioja varias voces piden crear nuevas categorías de calidad dentro de la Denominación de Origen, de modo que los grandes vinos riojanos puedan diferenciarse del rioja barato de supermercado. ¿Qué opina, apoya la zonificación por municipios dentro de Rioja?

 La potenciación de la singularidad puede ser buena para poner en valor los vinos de alta gama, pero también es cierto que en el exterior somos muy pequeños y no conviene poner las cosas muy difíciles. Soy partidario de la unión pero sin renunciar a la especificidad.

Bodega Carlos Moro pretende elaborar vinos de absoluta especificidad, vinos de finca, con la idiosincrasia de los vinos de la Rioja Alta de la zona de la Sonsierra, pero dentro de un concepto como son los vinos de La Rioja y apostando por el valor y la calidad de los vinos de España.


7. ¿Cómo ve el futuro del vino español en los próximos años?

Las bodegas españolas tendremos que luchar en un futuro próximo con la atomización del sector, la tendencia del consumo del vino, y la ausencia de marca conjunta y clara de vino español en el extranjero. También debemos mejorar la calidad de los vinos españoles en general y su reconocimiento internacional, así como fortalecer las redes comerciales para encontrar los canales adecuados de venta de los vinos españoles asentando los mercados. Tampoco debemos obviar otros posibles retos externos que pueden afectarnos, como los efectos que el cambio climático pueda provocar en el viñedo.


8. Para terminar, ¿algún proyecto nuevo en mente?

En la actualidad tenemos 17 proyectos de investigación en marcha y continuamos trabajando y avanzando en los vinos sin alcohol WIN, los aceites de oliva virgen extra OLIDUERO, en la extracción de polifenoles para el aprovechamiento de su capacidad antioxidante en diferentes matrices (alimentarias como VINESENTI, cosméticas como ESDOR o nutricosméticas…). Son muchos los proyectos que tenemos, pero no solo en mente, sino también entre manos. Con este espíritu, continuaremos ofreciendo a los consumidores productos nacidos de la tierra que serán increíblemente novedosos y saludables.

Compártelo!

    Deja un comentario