Codorníu, destino enoturístico obligatorio para amantes de la arquitectura

Codorníu, destino enoturístico obligatorio para amantes de la arquitectura

El pasado 13 de febrero nos acercamos al mundo del cava a través de uno de sus espacios más singulares: Cavas Codorníu, en Sant Sadurní d’Anoia, municipio de Barcelona donde se produce la mayor parte de este espumoso español. Los socios de Vinoselección que se apuntaron a la actividad disfrutaron de una visita exclusiva a este templo del cava declarado Monumento Histórico Artístico Nacional y uno de los más impresionantes ejemplos de arquitectura dedicada a la elaboración y crianza de cavas.

El conjunto arquitectónico que conforma Cavas Codorníu es una obra clave del Modernismo catalán. La construcción comenzó en 1895, cuando Manuel Raventós, el gran impulsor de Codorníu, contrató al arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch (coetáneo de Gaudí) para ampliar la bodega. Dos décadas después finalizaron las obras, y desde entonces, Cavas Codorníu recibe visitantes.

Antes de contaros los detalles de esta divertida y didáctica jornada, hablemos un poco de la importancia de Codorníu en el contexto del vino espumoso español. Codorníu es sinónimo de la historia de una familia de viticultores que se remonta al siglo XVI. Es seguramente la empresa familiar más antigua de España y una de las más antiguas del mundo. La primera referencia documentada de la actividad vitivinícola de Jaume Codorníu data de 1551.

Otra fecha clave es 1659, año en el que Anna Codorníu, la heredera, contrajo matrimonio con el viticultor Miquel Raventós. Desde entonces, el apellido Raventós quedaría definitivamente unido a la bodega. Otro miembro de la familia, Josep Raventós Fatjó, pasaría a la historia por ser el primero en elaborar cava en España siguiendo el Método Tradicional (el método empleado por el champán), instaurando una industria totalmente nueva en la región. Por tanto, hablar de Codorníu es hablar de los inventores del cava y de una firma que ha llegado a nuestros días como referencia de calidad.

Visita con Guía Exclusivo

Vicens Porta, sumiller de Codorníu, ejerció de cicerone durante nuestra visita. El conjunto arquitectónico de Cavas Codorníu es tan amplio que, al igual que sucede con la icónica bodega jerezana Tío Pepe, los visitantes disponen de un tren para realizar el recorrido de la forma más cómoda. Subidos en tren llegamos a las impresionantes cavas subterráneas de la bodega, 30 km de galerías bajo tierra donde, desde hace un siglo, los cavas Codorníu realizan la segunda fermentación y crianza a una temperatura constante. Un proceso de elaboración que pudimos conocer en detalle.

Además tuvimos el privilegio de catar tres de los cavas más emblemáticos de Codorníu en la antigua casa familiar, actualmente destinada a reuniones y abierta exclusivamente para nosotros. Guiados por Vicens Porta, degustamos:

-Ana de Codorníu Reserva Blanc de Blancs. Cava líder en España, que nace en 1983. Fue el primer cava en el que se empleó la uva chardonnay, una de las tres variedades que forman la legendaria tríada del champán. Su nombre es un homenaje a la esposa del pionero Miquel Raventós, la última mujer que llevo el apellido Codorníu.

-Gran Codorníu Pinot Noir. Lanzado al mercado en 2002, fue el primer cava rosado elaborado al 100% con la variedad tinta pinot noir. Una muestra más del afán innovador de Codorníu.

-Jaume de Codorniu Gran Reserva. Cava de edición limitada elaborado con los viñedos más antiguos de la bodega de chardonnay y pinot noir.

Además, disfrutamos de la cocina tradicional catalana con toques innovadores que ofrece el restaurante Mirador de las Cavas. Un escenario elegante con preciosas vistas a la comarca de Anoia donde degustamos una exquisita calçotada y carnes a la brasa. ¡Gracias a Codorníu por abrirnos las puertas y a todos los socios por acompañarnos!

Compártelo!

    Deja un comentario