Un día en un lugar de La Mancha: visita a Finca Antigua

Un día en un lugar de La Mancha: visita a Finca Antigua

En estas fechas, cuando se celebra el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, Vinoselección preparó para los socios una escapada a La Mancha para visitar una de sus bodegas más atractivas: Finca Antigua. Así, el sábado 16 de abril nos desplazamos a Los Hinojosos, entre las provincias de Cuenca y Toledo, en plena ruta de Don Quijote y muy cerca del municipio de El Toboso, patria de Dulcinea. Un destino enoturístico ideal por la belleza del paisaje y a un paso de los que se hayan decidido a adentrarse en tierras manchegas con motivo de una de las efemérides más importantes del mundo literario.

“Con motivo del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes y del Día del Libro, abrimos las puertas de la bodega durante todo el fin de semana del 23-24 de abril”, comenta Rosa Martín, responsable del departamento de Enoturismo de Finca Antigua. “Desde que en 2007 comenzamos a organizar actividades para potenciar Finca Antigua como destino enoturístico, el número de visitantes a la bodega ha ascendido de forma gradual. Y es que Finca Antigua es preciosa, y el boca a boca funciona muy bien”, añade.

Finca Antigua es la bodega manchega de una de las sagas más importantes del vino riojano, los Martínez Bujanda, a su vez propietaria de las bodegas Finca Valpiedra, Finca Montepedroso, Viña Bujanda y Cosecheros y Criadores. En plena política de expansión del grupo, a finales de la década de los noventa localizaron este paraje conquense que les sedujo: una propiedad muy particular con una extensión de 1.000 hectáreas (420 de las cuales, de viñedo) a una altitud superior a los 900 metros. Las condiciones para conseguir frutos con una perfecta maduración en Finca Antigua eran las idóneas gracias a sus suelos francos y pobres y a la elevada altitud; y la belleza del paraje evidente, con una fauna y flora muy rica. Rodeada de monte bajo mediterráneo, con sus encinas, romero, tomillo… Finca Antigua ofrece unas vistas magníficas.

“La época en la que más visitas recimos es en primavera-verano, cuando el viñedo brota y está todo verde”, señala Rosa Martín. “Alrededor de las viñas crece una gran cantidad de plantas y flores. Muchas de ellas nos aportan valiosa información sobre el viñedo. Por ejemplo, la gamonita, que crece en la finca de forma natural: por un lado, nos da información sobre la pluviometría del año en función del número de gamonitas que haya; y por otra, nos ayuda a controlar el ciclo del viñedo, ya que éste brota al mismo tiempo que florece la gamonita. Y es ahora, a finales de abril, cuando se espera la brotación de las gamonitas”

Al margen del paraje natural, Finca Antigua es una de las bodegas manchegas que más destaca por la calidad de sus vinos. Vinos de estilo moderno elaborados exclusivamente con los frutos de la finca. Sus instalaciones vanguardistas es otro de sus atractivos, con un exterior en forma de tres grandes cajas de acero, piedra y cemento alrededor de una balsa de agua que sirve para cubrir las necesidades del viñedo.

Visita Vinoselección y opciones para el enoturista

Finca Antigua ofrece distintas posibilidades al enoturista, desde una ruta por la finca y cata de vinos hasta comidas típicas manchegas en el comedor o a pie de viña. En nuestra visita con los socios, comenzamos a medio día con una parada en el mirador de la bodega con vistas al viñedo y un tour guiado por sus modernas instalaciones. Asombrosa es su sala de crianza con más de 4.500 barricas y un original control de temperatura a través de un sistema natural de rocas calizas: cuando necesitan bajar la temperatura y mayor humedad, riegan las piedras que están dentro de la sala.

Por supuesto, no podía faltar una cata comentada de sus vinos. En este caso, catamos tres de sus monovarietales más interesantes: los blancos Finca Antigua Viura 2015 y Finca Antigua Moscatel 2015, y el tinto con crianza Finca Antigua Petit Verdot 2011. Y a continuación, deliciosa barbacoa en el salón de La Casona (antigua construcción típica de la zona) regada con tres vinos más de la bodega: los tintos Finca Antigua Crianza 2011 y Ciclos 2004 Mágnum, y el blanco Moscatel 2015. Además, los propietarios de la bodega tuvieron el detalle de sortear entre los socios asistentes una botella de 3 l. de Finca Antigua Syrah 2012. Y como punto final de la jornada, paseo a pie por los viñedos para contemplar el amplio abanico de variedades de uva que acogen las distintas parcelas.
“Quiero agradecer el interés de Vinoselección por nuestros vinos y nuestra bodega”, señala Rosa Martín. Por supuesto, nosotros también queremos agradecer a Finca Antigua y a todo su personal por la maravillosa atención recibida, ¡¡gracias!! Dejamos unas fotos del encuentro.

Compártelo!

    Deja un comentario