Vivir el Somontano a través de sus grandes bodegas

Vivir el Somontano a través de sus grandes bodegas

A pie de monte, a pie de los Pirineos, en el centro de la provincia de Huesca, se encuentra la comarca del . Tierra de transición entre los Pirineos y el valle del río Ebro, en su recorrido, tan sorprendente como bello, aparecen las suaves lomas sobre las que se asientan los viñedos y paraísos naturales como los barrancos del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara. En las últimas décadas, su peculiar orografía ha hecho del Somontano un referente turístico de primer orden y un terreno ideal para el cultivo del viñedo.

El vino forma parte inherente de la historia del Somontano, de hecho, ya existía una importante producción vinícola en la zona en el siglo II A. C, aunque su demarcación como Denominación de Origen data de 1984. De las 4 bodegas originarias, la D.O. Somontano ha pasado a tener hoy 31 bodegas inscritas en el Consejo Regulador. Por otro lado, cada día son más los consumidores interesados en conocer el origen de los vinos modernos que aquí se producen.

Por ello, del 23-25 de septiembre, Vinoselección preparó para sus socios un viaje exclusivo a estas tierras del Alto Aragón, una escapada que incluía la visita a bodegas imprescindibles como Viñas del Vero y Enate, dos pilares de la zona, ya que fueron estas bodegas las que dieron a conocer el Somontano al gran público ¿Cómo lo hicieron? Diseñando vinos sorprendentes que apostaban por uvas internacionales. Los primeros vinos de Viñas del Vero y de Enate aparecieron en el mercado en la década de los noventa y supusieron un cambio radical en el estilo de la región. Actualmente, ambas firmas abanderan el devenir de esta comarca.

Escapada exclusiva al Somontano con los socios de Vinoselección

Fueron tres días para disfrutar de los paisajes y el vino de esta comarca, con el Hotel Gran Ciudad de Barbastro como cuartel general. Arrancamos el viernes 23 de septiembre visitando Viñas del Vero y su bodega ‘boutique’ Blecua, acompañados por Joaquín Torres, del Departamento de . “El Somontano es uno de esos territorios y lugares del mundo en los que el vino es vida, es naturaleza, es gastronomía, es cultura. En este privilegiado entorno, Viñas del Vero ofrece al enoturista una cuidada selección de experiencias que, avaladas por su calidad y profesionalidad, serán el perfecto complemento al destino turístico”, comenta Joaquín Torres.

Lo primero fue visitar los viñedos de Viñas del Vero y, puesto que llegamos en época de vendimia, observar la fase de maduración de distintas variedades, algunas de ellas ya vendimiadas y otras esperando su punto óptimo. Tras un aperitivo, llegamos a Blecua, un palacete reconstruido que alberga en su interior la más avanzada tecnología y donde Viñas del Vero elabora un único vino con los mejores frutos de sus viñedos: el ‘top’ Blecua, que tuvimos ocasión de degustar en la misma sala de barricas, integrada totalmente en la montaña. Y de ahí, a las instalaciones de Viñas del Vero, situadas a muy poca distancia, para recorrer las diferentes salas de elaboración y realizar una cata en el jardín de los vinos Viñas del Vero Gewürztraminer 2015, Viñas del Vero Clarión 2013 y Secastilla 2011; dirigida por Montse Rami, enóloga de la bodega. Y más vinos a probar -Viñas del Vero Chardonnay 2015 y Viñas del Vero Gran Vos 2009- para maridar el almuerzo que disfrutamos en la propia bodega.

El sábado 24 lo dedicamos a Bodegas Enate, sita en Salas Bajas. Enate fue una de las primeras bodegas españolas en aunar funcionalidad y espectacularidad en un perfecto equilibrio de espacios limpios y majestuosos. Otra de sus señas de identidad es su apuesta por el arte; de hecho, alberga una galería de arte contemporáneo. Para Marta Serrano, Directora de Marketing de esta bodega, “la fusión de Vino y Arte convierten a Enate en un destino enoturístico único para el viajero que busca nuevas sensaciones, aromas y sabores. Enate ofrece la posibilidad de realizar visitas guiadas a la bodega, comer en sus instalaciones, realizar eventos y catas técnicas, así como la opción de visitar el viñedo y almorzar en el mismo, si el tiempo lo permite”.

Comenzamos la jornada con una ruta en 4×4 hasta llegar al mirador de Enate en el valle del Cinca, con espectaculares vistas a los viñedos. En su merendero recargamos pilas con un aperitivo y los vinos Enate Gewürztraminer 2015 y Tapas 2015. Al llegar a la bodega nos recibió Jesús Artajona, enólogo de Enate y uno de los más prestigiosos del país, para guiarnos en una cata de 5 vinos: Enate Chardonnay 234 2015, Enate Chardonnay Fermentado en Barrica 2015, Enate Rosado 2015, Enate Merlot-Merlot 2011 y Enate Syrah- Shiraz 2011. Tras la comida, fue Luis Olivares, Director Comercial, quien nos acompañó durante la visita a la bodega y a su galería de arte.

El domingo 25 de septiembre nos abrió sus puertas (antes conocida como Irius), una de las bodegas más impresionantes y tecnológicas del panorama nacional, donde, acompañados por Blanca Galindo, Directora de Enoturismo, visitamos los viñedos y su jardín de variedades, con más de 20 tipos de plantaciones. Finalmente, recorrido por las instalaciones de Sommos y cata de sus vinos Sommos Gewürztraminer 2015, Sommos Colección Merlos 2015 y Sommos Premium. Así concluyó esta inolvidable escapada a una de las zonas vinícolas con mejor presente y futuro.

Compártelo!

    Deja un comentario