José Luis Lapuente, Director General de D.O.Ca. Rioja: “La mejora continua es nuestro mantra”

José Luis Lapuente, Director General de D.O.Ca. Rioja: “La mejora continua es nuestro mantra”

“Rioja tiene a gala estar permanentemente inmersa en un proceso de mejora continua”, afirma José Luis Lapuente, Director General de D.O.Ca. Rioja. Precisamente ese afán innovador es el que hace a Rioja seguir liderando el panorama español y afianzarse como una de las grandes regiones vinícolas del mundo. Como muestra de su continua revisión, hace unos meses conocíamos que el sello de la D.O.Ca. Rioja amparará por primera vez la producción de vinos espumosos blancos y rosados de calidad. Espumosos que nacen con la intención de afianzare en la categoría top. Así, el portfolio de Rioja se enriquece y también se modifica.

Otra de las novedades en la Denominación es que al fin se ha buscado una solución para zanjar dos años de debate entre los elaboradores riojanos sobre el espinoso tema de crear nuevas categorías de calidad que distinguieran a los vinos nacidos de parajes concretos. Con este asunto iniciamos la entrevista al Director General de D.O.Ca. Rioja, José Luis Lapuente.

VS. La D.O.Ca. Rioja acaba de aprobar la regulación para la identificación de vinos de ‘viñedos singulares’. ¿Cuál es el valor añadido de esta nueva mención?

Pretende darse respuesta a la necesidad de información que requiere el mercado cuando el origen del vino tiene lugar en un paraje concreto. Se satisface así el interés del elaborador por poner en valor estos vinos y el de los consumidores por identificarlos a través de la etiqueta. Además, se introducen parámetros cualitativos que asegurarán la máxima calidad, como es el hecho de verificar que se trate de viñedos equilibrados de vigor limitado.

Se trata de una decisión de este calado en respuesta a las expectativas del mercado, que ha requerido mucho tiempo de debate con el objetivo de ordenar de manera adecuada la oferta existente de estos vinos y de conciliar todos los intereses para cimentar un desarrollo futuro exitoso.

VS. ¿En qué se basa la exclusividad de los vinos riojanos?

Traduciendo la definición de una Denominación de Origen, la especificidad de sus vinos arranca del inigualable medio natural y el “expertise” humano que existe en la región. El hecho de ser una Denominación de Origen Calificada añade requisitos más exigentes desde el punto de vista cuantitativo, cualitativo y de control. A Esto debemos añadir que Rioja es la denominación más antigua de España y la propia implicación de todos los interesados, en una sociedad cuyas relaciones se vehiculan en buena medida por el vino. Estos factores nos dan algunas claves para entender su éxito y el elevadísimo grado de confianza de los consumidores.

VS. ¿Cómo ve el futuro del vino riojano en los próximos años, hay un rioja del siglo XXI?

El panorama futuro sigue despertando grandes oportunidades, que egoístamente debemos cultivar en una región que vive por y para el vino de calidad. Más que hablar de un rioja del siglo XXI debemos hablar de Rioja en el siglo XXI y espero que en el XXII, aunque ya no lo veamos. En esa andadura deberemos seguir buscando argumentos de valor que enriquezcan y hagan imbatible nuestra oferta. Ampliaciones de gama, experiencias enoturísticas en torno a nuestros vinos, factores tecnológicos de competitividad, herramientas que garanticen el equilibrio… Son ejes de actuación que nos permitirán tener éxito en un sector muy competitivo con influencia de factores exógenos (políticos, económicos…) en el que queremos seguir siendo un referente mundial de los vinos de calidad.

VS. ¿Qué características distinguen a los vinos de Rioja de otras grandes zonas como Ribera del Duero? Sus tintos se basan en la misma variedad, la tempranillo…

Siempre destacamos la sutileza y elegancia del tempranillo, el maestro dominio de la madera y el hecho de ofrecer vinos listos para ser consumidos. Son vinos longevos y con historia, que satisfacen también paladares más exigentes y a los que se añaden ahora una generación de blancos para consumidores sin prejuicios. Afortunadamente, podemos responder a todas las tipologías de consumidor, pero el factor común es la “amigabilidad” y “sociabilidad” de nuestra oferta.

VS. Hablando de blancos, entre las variedades blancas autorizadas en la D.O.Ca. Rioja se han admitido algunas uvas características de otras zonas, como la verdejo y la chardonnay. ¿Qué están aportando estas variedades foráneas?

Como decía, somos una Denominación orientada al mercado. Muchos líderes de opinión y consumidores están descubriendo la potencialidad de la viura, máxime cuando proviene de viñedos viejos. No obstante, en algunas ocasiones, esta variedad no ofrece la frescura y jovialidad que buscan los consumidores aficionados a estos vinos. Es por ello que entendíamos que junto a la oferta de vinos blancos complejos destinados quizás a un público más experto, se abría una oportunidad de completar la gama con vinos más desenfadados. Cuando esto se hace desde Rioja, el éxito está servido, como así han acreditado las cifras de estos dos últimos años.

VS. Cierto. La D.O.Ca. Rioja incrementó el valor de sus ventas en 2016 y consolidó el record alcanzado el año anterior, ¿qué políticas señalaría como responsables de este éxito comercial? 

La profesionalidad de los viticultores y enólogos, el esfuerzo y despliegue comercial de las bodegas, el esfuerzo inversor y reinversor y el hecho de que la ponderación de intereses en el Consejo Regulador -con presencia de todas las organizaciones del sector- constituya la conjura común para seguir blasonando el éxito con hitos y conquistas de valor.

VS. Sin embargo, como señalan muchas encuestas, el vino sigue siendo una bebida con poca penetración entre los jóvenes. ¿Qué medidas han realizado desde la D.O.Ca. Rioja para llegar a los más jóvenes?

En cuanto a los jóvenes hay que pedirles disculpas si hemos sofisticado un discurso que impide disfrutar de nuestros vinos, que debe ser el primer “mandamiento”. El segundo, hablar en su lenguaje, con sus herramientas y facilitarles la máxima “accesibilidad”. Nuestro producto, bebido con moderación, es algo nuestro, en el ADN de nuestra cultura española, que tarde o temprano nos acompañará en un encuentro amistoso, familiar, profesional, amoroso… En particular, como complemento de nuestra rica gastronomía.

Para llegar a los jóvenes, estamos haciendo un esfuerzo educativo importante y recurriendo a las últimas tecnologías para comunicar. El año pasado lanzamos una app para dispositivos móviles y tenemos una actividad intensa a través de nuestros perfiles en redes sociales. En paralelo participamos en iniciativas como la de “Movimiento Vino D.O.”, en la que, junto a la mayoría del resto de Denominaciones de Origen españolas, queremos observar esta misma orientación en la red.

VS. Para terminar, una curiosidad que tiene el aficionado, ¿cómo es el proceso para calificar las cosechas?

Evaluamos anualmente más de 7.500 muestras. Casi 5.000 se refieren a vinos recién obtenidos. Cuando los cinco catadores se enfrentan en cata ciega a los vinos, determinan si el vino es apto para ser designado como Rioja y, además, ofrecen una valoración cualitativa de la muestra evaluada: excelente, muy buen,… Así somos capaces de obtener una media ponderada con todas las determinaciones y formular un calificativo a la cosecha, que a mí me gusta decir que ilustra su potencial de partida en términos generales.

Es evidente que aquellos vinos de una calidad más elevada se destinarán a largas crianzas y envejecimientos; así como otros, que quizás no tengan tanta, serán objeto de una rápida rotación. En una región como Rioja siempre encontraremos joyas que venerar.

VS. ¿Cuál es para usted la mejor añada del siglo XXI? 

Aunque ya hemos visto alguna memorable en lo que va de siglo, quiero creer que lo mejor está todavía por venir. No hay que olvidar que la mejora continua es un “mantra”.

Compártelo!

    Deja un comentario