María Barúa, enóloga de Bodegas LAN: “La mujer ha ganado presencia en enología como una evolución lógica reflejo de la sociedad”

María Barúa, enóloga de Bodegas LAN: “La mujer ha ganado presencia en enología como una evolución lógica reflejo de la sociedad”

María Barúa es la enóloga de la bodega riojana LAN. Una de las voces femeninas que confirman la tendencia: cada vez más mujeres ocupan la dirección técnica de bodegas riojanas, también de firmas clásicas, accediendo a puestos que parecían propiedad masculina de forma sempiterna. La tendencia se repite en todas las regiones; en la bodega gallega del mismo grupo, Santiago Ruiz, la dirección técnica es ocupada por otra mujer: Luisa Freire. María Barúa (Logroño, 1975) descubrió su pasión por el vino guiada por su padre, gran aficionado: “Me enseñó a apreciar los grandes clásicos de Rioja. Era toda una ceremonia elegir el vino que nos iba a acompañar en la comida del fin de semana”. Estudió Químicas y Enología en la Universidad de La Rioja, y a continuación inició diversos proyectos vitícolas y enológicos para el gobierno riojano, hasta recalar en 2002 en Bodegas LAN. Ahora cumple 15 años en la bodega y desde 2007 es su Directora Técnica.

Bodegas LAN, fundada en los setenta, es todo un clásico entre las grandes bodegas riojanas. Pionera en modernización y tecnología, cuenta con unas impresionantes instalaciones y con una de las gamas de vinos mejor situadas comercialmente, con mucha presencia en el mercado. Sin duda, una de las firmas riojanas más reconocidas por el consumidor por su regularidad y magnífica relación calidad-precio. Hablamos con María sobre la evolución del papel de la mujer en el sector y sobre su trabajo al frente de Bodegas LAN (protagonista de nuestra Selección Mensual de abril con LAN Reserva 2010)            

VS. ¿El mundo del vino sigue siendo un mundo de hombres?, ¿ha encontrado algún obstáculo por ser mujer en su trayectoria profesional?

Recién Licenciada en Enología acudía a conferencias y cursos y observaba una gran mayoría de  señores mayores en puestos de responsabilidad en bodega, también había alguna enóloga en bodega, pero especialmente desarrollando trabajos de laboratorio. Desde hace ya 8-10 años esa imagen ha cambiado mucho, se ha dado la vuelta. Cada vez hay más presencia de mujeres en todos los ámbitos de bodega y especialmente en la enología. Y creo que ha sido una evolución reflejo de la sociedad actual: si en las universidades hay mayor número de mujeres que de hombres, lógicamente llegarán a puestos de responsabilidad más mujeres que hombres.

Creo que ha sido una evolución lógica, sin traumas. En mi caso concreto, joven y mujer, quizás de primeras sí tienes que demostrar más, pero en cuanto te conocen y ven cómo trabajas, todo funciona con normalidad. No me he sentido discriminada.

VS. ¿Es difícil la conciliación con la vida personal?

Como para toda mujer trabajadora, por supuesto que es difícil. Aunque yo tengo una gran ventaja que es la de contar con la ayuda de mis padres y mis suegros en el día a día, lo que me permite una dedicación más tranquila a mi profesión.

VS. ¿Qué le sugiere cuando oye hablar de un vino femenino, existen o es un tópico?

Para mí es un tópico. No me gusta encasillar las cosas, hay vinos diferentes para mujeres y hombres diferentes y momentos diferentes.

VS. Cierto, aunque a la mujer se la suele encasillar en vinos blancos y dulces, y a los hombres con tintos con madera…. ¿Cuáles son sus vinos favoritos? 

Los que me sorprenden y me enseñan. Excepto los vinos dulces a los que no soy aficionada, el resto, si respetan la materia prima de origen y están bien trabajados para conseguir vinos armoniosos y agradables, me encantan. Depende del momento de consumo y de cómo lo marides, puede ser igual de perfecto un vino blanco joven o un gran reserva. Si tengo que hablar de zonas o variedades, me encantan los Riesling secos de la Alsacia y también cómo trabajan el Sauvignon Blanc en el Loira. De los tintos me quedo con los de las zonas francesas de Médoc, Graves y Saint Emilion.

VS. Algunas compañeras mencionan ese ‘sexto sentido femenino’ como un plus a la hora de elaborar vinos… 

No me gusta mucho hacer diferencias en cuanto a sexo, soy más de la opinión de que la profesionalidad va en la persona, sus capacidades y sus ganas. En mi caso, sí me ha ayudado mucho a la hora de catar y desarrollar mi sentido del olfato el que desde pequeña he estado muy pendiente de los aromas.

VS. LAN tiene viñedos en la Rioja Alta y Alavesa y apuesta por los vinos de ‘coupage’, ¿qué aporta cada zona?

Nosotros apostamos por el “coupage” para lograr una mayor complejidad en los vinos, tanto a nivel aromático como para lograr la estructura y cuerpo adecuado. En LAN tenemos muy claro desde nuestros inicios en los años setenta que la enología empieza por la viticultura y prueba de ello fue la apuesta por el viñedo en propiedad: la finca Viña Lanciano, para realizar el control y selección de la uva en el campo.

Desde finales de agosto visitamos tanto nuestra finca como los viñedos de nuestros proveedores, y controlamos todo el proceso de maduración muestreando las uvas parcela por parcela, analizando, cantando y determinando para cada parcela el momento óptimo de vendimia, pues consideramos que es así como realmente se logra obtener un vino de calidad.

LAN fue pionero en primar a los agricultores por la calidad de la uva y no la cantidad, ofreciendo asesoramiento en la viña para bajar producciones asegurándoles la remuneración acorde con la calidad. Desde entonces contamos con unos proveedores históricos a los que hacemos el seguimiento durante todo el año en unas 400 hectáreas.

Los viñedos de nuestros proveedores tradicionales se encuentran en una privilegiada situación en el corazón de la Rioja Alta y Alavesa: Haro, San Vicente, Ollauri, Laguardia, Elciego, El Cortijo… Rioja, aun siendo una zona relativamente pequeña comparada con otras zonas vitivinícolas, cuenta con infinitos tipos de suelos y  microclimas y los técnicos tenemos que ser capaces de descubrirlos y sacar la esencia de cada parcela.

VS. Desde que tomó las riendas enológicas de LAN, ¿qué nuevos proyectos ha acometido la bodega?

Llevo trabajando en LAN 15 años, y en la Dirección técnica, 10; y pienso que no ha habido grandes cambios pues se estaban haciendo bien las cosas. La ventaja es que con los años vas conociendo mejor el viñedo y así puedes sacar lo mejor de cada terruño. Puede que haya habido un cambio gradual hacia vinos más amables en boca, carnosos y a su vez perfumados. En la búsqueda continua de mejora de calidad, las últimas inversiones han sido una nueva zona de elaboración destinada a los vinos de más alta calidad de la bodega, con 11 depósitos de acero inoxidable semitroncocónicos de pequeña capacidad; 2 mesas de selección de racimo y grano para todas las uvas procedentes de las 72 hectáreas de Viña Lanciano.

Además, desde el año 2009 estamos trabajando en dos proyectos en Rueda y Ribera del Duero, con nuestros vinos Duquesa de Valladolid (Rueda) y Marqués de Burgos Roble y Crianza (Ribera del Duero). Precisamente el año pasado lanzamos un nuevo vino de Ribera de Duero al mercado: “8000” Marqués de Burgos. Una edición limitada que ha tenido una gran aceptación y que procede de uvas de cepas centenarias de pequeñas parcelas que hemos ido descubriendo y seleccionando a lo largo de estos años en esta denominación.

Y por supuesto, un vino que sacamos al mercado en 2010 y que nos ha dado y sigue dando muchas alegrías y satisfacciones es LAN D-12, un tinto muy intenso y complejo, donde se funden la fruta roja y el regaliz característico del tempranillo con matices de vainilla,  pastelería, ahumados, cacaos… con toques florales, principalmente de violeta y con una boca carnosa y aterciopelada. Un vino que parte de un concepto “diferenciador”, como es la selección del depósito 12.

VS. Y sus gustos personales ¿han cambiado?

Sí, como todo en la vida, vas evolucionando y ahora me gustan los vinos amables, con muchos matices, elegantes, que respeten al máximo la materia prima de la que proceden. En mis inicios quizás valoraba más la intensidad: vinos muy estructurados, muy aromáticos y con toques importantes de madera.

VS. En algunos de los vinos de la bodega interviene el roble ruso en la crianza. ¿Por qué roble ruso, qué aporta?

En Bodegas LAN trabajamos con una amplia selección de toneleros del mundo. Durante muchos años hemos investigado las características que intervienen en el proceso de crianza de cada uno de nuestros vinos de manera que hemos podido determinar para cada estilo de vino los parámetros de su crianza más adecuados. LAN tiene una amplia y diferenciada gama de vinos: y cada uno de ellos requiere unos tipos de barrica y tiempos de crianza, que aportaran características organolépticas únicas al producto final.

Buscamos que la barrica respete y afiance las cualidades de nuestros vinos. El carácter de nuestros vinos se forjará, en buena medida, al contacto con la madera, por ello nuestro nivel de exigencia es máximo y estamos en constante innovación y ensayo de diferentes tipos de barricas. Y esta continúa investigación e innovación ha permitido introducir roble del Cáucaso y húngaro para alguno de nuestros vinos. Este roble tiene unas características similares al roble francés, pero es menos odorante. El roble francés tiene una mayor complejidad aromática, aromas especiados (cedro, clavo…), balsámicos, chocolates… Y también le confiriere mayor estructura. Fuimos asimismo pioneros en el uso de la barrica mixta de duelas de roble americano y tapas de roble francés para nuestro LAN Crianza y LAN Reserva.

VS. Para terminar, ¿nos puede adelantar los próximos proyectos de la bodega? 

Lanzaremos un vino ecológico fruto de nuestra apuesta por la viticultura sostenible; una viticultura del equilibrio natural de las plantas que implica una mínima intervención, fomentando las autodefensas de las plantas y un microclima de los racimos en donde haya aireación y luminosidad, de manera que seamos capaces de extraer la esencia de cada parcela.

Compártelo!

    Deja un comentario