Vintae: una nueva forma de ver el vino

Vintae: una nueva forma de ver el vino

“Vintae es una nueva forma de ver el ”. Así se presentaban Ricardo Arambarri y Raúl Acha, CEO y Director Técnico de Vintae, respectivamente; ambos protagonistas de una conferencia en esta edición de Enofusión 2017. Vintae se posiciona como una de las empresas más innovadoras y dinámicas del vino patrio. Al frente, un equipo de jóvenes profesionales que se define como una peculiar familia con espíritu explorador. Actualmente, Vintae está presente en 15 denominaciones de origen en España, donde la consigna es innovar pero respetando siempre la identidad de cada destino y confiando en los viticultores locales.

El germen de Vintae se remonta a 1999, cuando el riojano José Miguel Arambarri, de familia de viticultores y amante del vino, decidió recuperar el oficio de sus antepasados. De este impulso surgió la plantación del primer viñedo de moscatel de grano menudo en Rioja. El siguiente paso fue el lanzamiento en 2002 de Maetierra, con una clara declaración de intenciones: el enfoque innovador y experimental. Maetierra nacía como la primera bodega de la Comunidad Autónoma de La Rioja especializada en vinos blancos, y fue la bodega impulsora de la creación de la IGP Valles de Sadacia (2003), el mayor avance en vinos blancos en toda la historia de Rioja.

En 2006 se incorporaron al negocio los hijos de José Miguel Arambarri: Ricardo (actual CEO) y José Miguel Arambarri. Así nace oficialmente el grupo Vintae, con nuevos objetivos que pasan por la expansión a otras zonas más allá de Rioja, zonas desconocidas donde poder trabajar con uvas autóctonas. Para ello cuentan con Raúl Acha, también de familia de viticultores riojanos y unido desde la creación de Maetierra a los Arambarri. Hoy Vintae ya está presente en 15 denominaciones diferentes, apoyándose en viticultores repartidos por toda la geografía española. “En Vintae siempre tratamos de buscar la elegancia y la frescura. Conseguir vinos finos, sedosos, equilibrados entre fruta y madera, fáciles de beber y de tanino suave”, señala Raúl Acha.

Con los primeros pasos de Vintae comienza su andadura Bodega Classica Hacienda López de Haro (D.O.Ca. Rioja). Se trata de una de las últimas bodegas establecidas en San Vicente de la Sonsierra, un pueblo con una gran tradición vitivinícola donde las condiciones de clima y suelos son inmejorables para la uva tempranillo. En su diseño Exterior, Bodega Classica nos traslada al Barrio de la Estación de Haro y, como su nombre indica, esta firma quiere respetar lo que ha hecho grande a Rioja: sus clásicos vinos con justa presencia de la barrica y un elegante componente frutal. En Vinoselección encontrarás su vino exclusivo Excelion Reserva 2008.

Matsu (D.O. Toro) es otra de las bodegas esenciales de Vintae. Los hermanos Arambarri y el enólogo Raúl Acha supieron leer el valor de las cepas viejas de tinta de toro de esta región; vides que además, debido a las condiciones climáticas y edafológicas de la zona, permiten una viticultura poco intervencionista (evitando tratamientos químicos…), en línea con la filosofía de Vintae. “Intentamos siempre que los vinos sean lo más honestos y naturales posible, trabajando de una manera integrada con la naturaleza y que sean el máximo exponente de calidad y representatividad del viñedo”, afirma Raúl Acha.

Así inician el proyecto Matsu apostando por la agricultura ecológica y una elaboración natural para obtener vinos fiel reflejo del ‘terroir’ y de sus cepas viejas. Seleccionado auténticas joyas centenarias o casi centenarias de las que obtienen una uva de alta calidad: viñedos de tinta de Toro de entre 80 y 100 años de antigüedad y muy baja producción. Los vinos de Matsu representan el ‘toro’ más actual: doman la potencian con un toque de elegancia y suavidad; y han sido alabados por la crítica más influyente, como el norteamericano Robert Parker. En Vinoselección encontrarás una amplia representación de los vinos Matsu.

Una de las últimas aventuras de Vintae es el Proyecto Garnachas de España (2008), directamente vinculado a Raúl Acha, quien se confiesa un enamorado de esta uva. “De niño recuerdo que mi familia descorchaba siempre vinos de garnacha elaborados con los propios viñedos para celebrar los grandes acontecimientos”, rememoraba el enólogo. La garnacha fue hasta no hace mucho la variedad más cultivada de España (incluso fue la uva mayoritaria en Rioja hasta los años setenta-ochenta, por encima de la tempranillo). Raúl Acha se propuso seleccionar por el valle del Ebro pequeños majuelos de garnachas de más de un siglo de antigüedad. Viñas olvidadas y, en algunos casos, abandonadas por sus propietarios dada su baja rentabilidad: apenas producen 3-4 racimos por cepa y además exigen una complicada viticultura. Ahora, con estas garnachas viejas del valle del Ebro, Vintae elabora una colección de 6 tintos que muestran cómo se comporta esta variedad en diferentes terruños. Magníficos vinos que devuelven la grandeza a una uva inmerecidamente arrinconada durante tiempo. Sin duda, el joven equipo de Vintae está haciendo historia. Enhorabuena.

Compártelo!

    Deja un comentario