Carlos Moro recibe el Premio al Mérito Enoturístico otorgado por ACEVIN

Carlos Moro, presidente y fundador de Bodegas Familiares Matarromera, ha recibido el premio al Mérito Enoturístico en los V Premios de Enoturismo ‘Rutas del Vino de España’, convocados cada dos años por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN). El jurado ha destacado su labor y trayectoria “por su carácter visionario, su espíritu emprendedor y de trabajo y su firme apuesta por el turismo del vino, impulsando el departamento de enoturismo en todas sus bodegas, así como por su liderazgo e impulso decisivo en la creación de algunas Rutas del Vino y su apoyo permanente a las ya existentes”.

Natural de Valladolid y nacido en 1953, el empresario y bodeguero Carlos Moro es una figura imprescindible del vino español. Su bodega primigenia, Matarromerra, es un icono de Ribera del Duero y la primera piedra de una compañía que hoy agrupa 10 bodegas. Cuando Carlos Moro fundó Matarromera en 1988, el enoturismo en España apenas estaba dando sus primeros pasos, sin embargo, tuvo claro desde el comienzo que abrir la bodega al público era un elemento indispensable para dar a conocer su labor y lograr que los visitantes sintiesen el vino como suyo.

En el año 2001, siendo miembro del pleno de la Cámara de Comercio de Valladolid, redactó el Primer Plan Estratégico para el sector del enoturismo en Castilla y León, potenciar el comercio exterior y profesionalizar la formación para sumilleres. Fue, además, socio fundador e impulsor de las Rutas del Vino de Ribera del Duero, Cigales y Rueda. De ésta última fue su presidente de 2013 a 2015, Ruta de la que también forma parte su almazara ecológica Oliduero, situada en Medina del Campo, en Valladolid.

Si en Matarromera ya decidió abrirse al enoturismo, Carlos Moro apostó todavía más fuerte por esta actividad cuando construyó Bodega Emina Ribera (2004), su segunda bodega en Ribera del Duero, también situada en Valbuena de Duero. En Emina dio un salto sustancial para ofrecer visitas muy bien documentadas, con un Museo del Vino de la Ribera del Duero y un jardín de variedades de uva. También, apostó por la formación de guías enoturísticos, una gran sala de catas y una web específica para ofrecer actividades y experiencias. Incluso habilitó su propio hotel rural formado por dos casas familiares ubicadas en Valbuena de Duero, y el Restaurante La Españada en el mismo complejo de Bodega Emina, un referente en la zona especializado en cocina de proximidad.

Actualmente, de las 10 bodegas que componen Bodegas Familiares Matarromera, siete son visitables y en todas se realizan actividades vinculadas con el mundo del vino. Además, Carlos Moro es socio fundador de la ruta del vino de La Rioja Alta y participa en la de Toro, denominación en la que la compañía también tiene presencia con Bodega Cyan. También, dentro de la Marca España, y como miembro del Foro de Marcas Renombradas Españolas, fue el encargado en la última edición de FITUR de presentar el Primer Barómetro del Enoturismo en España.

“Quiero dar las gracias a la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) por este reconocimiento. Desde que fundé Matarromera establecí un modelo de gestión que apostase por la difusión de la cultura del vino. Para ello hemos trabajado durante décadas en el desarrollo de bodegas accesibles, atractivas, divulgativas y que ofrezcan opciones personalizadas y de interés para los visitantes. Nuestro país lo tiene todo para llegar a ser un referente a nivel mundial y debemos trabajar unidos para conseguirlo ya que el enoturismo contribuye a la sostenibilidad económica, social, medioambiental y al desarrollo económico rural”, ha afirmado Carlos Moro tras conocer su premio.

Quizás te pueda interesar

¿Cómo afecta la altitud al viñedo? Entrevista con Bodegas Muñana

7 vinos para recibir el otoño con alegría

¿En espaldera o vaso? Ventajas e inconvenientes de las dos principales forma de plantación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *