Entrevista a Jordi Monroig, Brand Ambassador en España de Louis Roederer

Fundada en 1776 y propiedad de la misma familia desde 1819, Louis Roederer es una de las grandes Casas de Champagne; de hecho, ha sido considerada como “la Maison de Champagne de mayor prestigio de la historia” por la influyente publicación Revue du Vin de France. A día de hoy, Louis Roederer está dirigida por la séptima generación de la familia, representada por Frédéric Rouzaud, quien gestiona una excepcional explotación vitícola de 240 hectáreas compuesta exclusivamente por viñedos Premiers y Grands Crus.

Un año más, Louis Roederer ha arrasado en los Premios The Champagne & Sparkling Wine World Championships, el certamen con mayor prestigio de champagnes y vinos espumosos a nivel internacional, siendo la Casa más galardonada. Así, en la última edición del certamen, celebrada en Londres en noviembre 2018, Louis Roederer consiguió 5 ‘Best in Class’ y 11 Medallas de oro, siendo elegida además como Mejor Elaboradora. La Maison no sólo consiguió ser la más premiada, sino que su gran clásico Louis Roederer Brut Premier en formato mágnum fue laureado como el “Mejor champagne del mundo 2018”. La firma francesa también salió victoriosa en la categoría de “Mejor champagne rosado del mundo 2018” con otra de sus joyas: Louis Roederer 2010 Brut Rosé en formato mágnum.

Charlamos con Jordi Monroig, Brand Ambassador en España de Louis Roederer, sobre la filosofía y metodología de esta célebre Maison.

VS. Han arrasado en la última edición de los Premios The Champagne & Sparkling Wine World Championships, ¿cómo valoran estos reconocimientos?

Que un grupo de expertos valoren tu trabajo como uno de los mejores del mundo es siempre reconfortante. Louis Roederer ha sido elegida varias veces como la mejor bodega de Champagne del mundo, y a la vez que es satisfactorio, también implica mucha responsabilidad por el deber de mantener el nivel igual de alto en el futuro.

VS. Los dos champagnes premiados como mejores del mundo, Louis Roederer Brut Premier y Louis Roederer 2010 Brut Rosé, tienen formato mágnum. ¿Qué ventajas aporta este formato al champán?

El formato mágnum implica una menor relación de aire respecto al líquido contenido en la botella, lo que ayuda a reducir la evolución. El mayor volumen también reduce sus cambios de temperatura. En general, el vino mantiene mejor su frescura y a menudo su intensidad. Además, la botella mágnum es fantástica para compartir.

VS. Una de las características que definen a la maison es su maestría en la elaboración de champanes rosados. ¿Cómo trabajan este tipo de elaborados en Louis Roederer y cómo debe ser un gran champán rosé para usted?

Históricamente, el champagne rosado no ha estado muy bien considerado, era más bien producto de un error: cuando a un elaborador se le “manchaba” el mosto por

no retirar a tiempo la piel de la uva pinot noir o de la pinot meunier. Durante el siglo XIX, y especialmente durante el XX, los rosados fueron ganando en prestigio y popularidad a medida que algunos elaboradores los provocaban mezclando vino blanco y vino tinto. Louis Roederer utiliza aún el sistema tradicional del “sangrado” natural de la uva, por maceración, consiguiendo un producto de una pureza excepcional.

Un gran champagne rosado debe ser sutil y elegante, con una burbuja cremosa, pero manteniendo un equilibrio entre la frescura y una complejidad que lo haga interesante.

VS. ¿Qué opinan sobre el auge en los últimos años del llamado “champagne de vigneron” o “champagne de productor”?

En la región de Champagne ha sido habitual que los propietarios de la uva la vendieran a grandes compañías multinacionales que elaboran las marcas más conocidas. Sin embargo, actualmente, es normal que los propietarios de la materia prima elaboren su propio champagne en pequeñas cantidades, en lugar de vender la uva. Louis Roederer es una de las pocas grandes casas con 240 hectáreas en propiedad que elabora la mayoría de sus champagnes con uva propia.

VS. ¿Qué ventajas tiene trabajar con viñedo propio y cuáles han sido los criterios que han guiado la ampliación de viñedo a lo largo de su historia?

Louis Roederer elabora todos sus Champagne Vintage con uva propia y la totalidad de sus champagnes con uva controlada (más del 70% propia). Por ello, puede decirse que es de las pocas grandes casas de champagne que es también vigneron. La mitad de estas viñas se compraron en el siglo XIX siguiendo únicamente un criterio de calidad. A finales del siglo XX y principios del XXI se ha ido aumentando el patrimonio vitícola hasta llegar a las 240 hectáreas actuales, siguiendo el mismo criterio de calidad y oportunidad. Controlar la viña nos permite elaborar un producto de mayor calidad.

VS. Además de pinot noir y chardonnay, trabajan la uva la pinot meunier ¿qué aporta esta uva y qué proporción de su viñedo ocupa?

Louis Roederer apenas posee 2 hectáreas de pinot meunier, siendo casi la totalidad de sus viñedos de pinot noir y chardonnay. La pinot meunier acostumbra a aportar un envejecimiento más rápido y por eso se usa solamente en el champagne Brut Premier Non Vintage, que es el que está elaborado con la intención de ser consumido más joven.

VS. ¿Cómo se ha modernizado el método champenoise en la maison?

El método champenoise apenas ha sufrido cambios desde su consolidación a finales del siglo XIX. Lo que ha cambiado es el foco en el ‘terroir’ y en la viña. En la añada 2017 Louis Roederer ha sido la primera gran Maison de Champagne en producir a partir de uva ecológica 100% y casi 70 hectáreas cultivadas en biodinámica, de una forma aún más estricta. Louis Roederer es pionero en la región en estas técnicas que buscan la pureza y la salud de viñas y clientes.

VS. ¿Cuál es la importancia de la crianza del champán en botella?

Es lo más importante. En este sentido existen dos crianzas. Por un lado, está la crianza en bodega (con lías, en rima) que indica generalmente la calidad de un champagne. En este caso, Louis Roederer dobla los estándares de la denominación: 30 meses para el Brut Premier y casi 4 años para los vintage, sin olvidar los casi 10 años de la añada en curso del mítico Louis Roederer Cristal 2008. La otra crianza es en casa del consumidor, donde el champagne puede envejecer lentamente durante años. En este caso aconsejamos entre 0 y 3 años para el punto óptimo de un Brut Premier y entre 5 y 15 años -o más- para un vintage o un Cristal.

VS. ¿Cuáles son para ustedes los principales retos a los que se enfrenta la AOC Champagne?

Sin duda, el principal reto será encontrar el equilibrio entre la demanda, la oferta, y la competencia de nuevas zonas productoras de espumosos tanto de Francia como de Italia y España, principalmente. Con el aumento de la demanda mundial,  Champagne debe resistir las tensiones y concentrarse en la elaboración de un producto de una calidad excepcional, siempre digna de su prestigio.

Quizás te pueda interesar

Entrevista a Jaime de Carvajal, creador de Cobijado: “El vino de la Tierra de Cádiz ya tiene vida propia”

¿Cómo afecta el calentamiento global al sector vinícola? Entrevista a Alfonso Rodríguez Torres (I)

vendimia

8 claves para entender el momento crucial de la vendimia (II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *