Entrevista a Raquel Latre Latorre

Raquel Latre Latorre, Presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen :

“En la D.O Somontano compartimos un mismo objetivo: que nuestros vinos expresen territorio y cuenten las historias de quienes los hacen”

VS. ¿En qué se basa la exclusividad de los vinos de la D.O. Somontano? ¿Qué características distinguen a los vinos de la D.O. Somontano?

En su día, nuestra orografía con viñedos entre 350 y 1.000 metros de altitud, diferentes tipologías de suelos y climatologías a los pies de los Pirineos de Huesca, dieron sentido a la utilización de las 15 variedades de uva elegidas para crear el sello de identidad de nuestra marca.

Somos una Denominación de Origen que en ese momento apostamos por iniciar un proyecto basado en la apuesta de variedades autóctonas unidas a variedades foráneas de las que algunas llevan más de 100 años con nosotros. Todas ellas, seleccionadas entre las que mejor se adaptaban a nuestro territorio.

El tiempo nos ha dado la razón.

El compromiso con el estilo de Somontano por parte de las bodegas es el de obtener vinos expresivos aromáticamente, con una acidez que permite saborearlos y recordarlos, y un trabajo de crianza en barrica poco notable y muy integrado para dar importancia a la uva. Blancos, tintos y rosados, tanto en su juventud como en aquellos donde el tiempo deja su impronta que son fiel reflejo de la tierra.

La tradición vitivinícola del Somontano y estos últimos años vividos como Denominación de Origen nos permiten poder disfrutar y descubrir la evolución de nuestros vinos, tintos y también blancos. Aspecto que habla por sí solo del perfecto maridaje tierra-variedad, como en denominaciones tradicionales francesas. Añadas míticas, vinos con historias.

VS. ¿Cómo ha cambiado el perfil de la D.O. Somontano desde su creación hasta nuestros días?

En cuanto a estilo de vino o filosofía, todo sigue igual afortunadamente. La creación de la Denominación supuso para el Somontano una apuesta por un sector que se ha convertido en punta de lanza de la economía de nuestro territorio. Cinco bodegas que dieron un paso importante de trabajo conjunto hacia la excelencia. Hoy, el Consejo Regulador y nuestras treinta y dos bodegas, junto a los 400 viticultores de Somontano, estamos comprometidos con un mismo objetivo y logro: que nuestros vinos expresen nuestro territorio y cuenten las historias de quienes lo hacen.

Mirar atrás nos lleva a ser conscientes de lo que somos capaces de conseguir cuando nos unimos. Hemos sido capaces de atraer inversión y se ha conseguido que aquellas familias que eran viticultoras hayan creado oportunidades para que las siguientes generaciones, continúen con el legado. Bien desde el mimo de esas viñas o bien creando bodegas en las que sus uvas se convierten en vino y abren sus puertas para compartir, copa a copa, el amor por la tierra, motor para seguir viviendo donde nacimos.

Ahora somos conscientes de que la elección que hicimos de variedades ha respondido a lo que se esperaba. Nuestros vinos crecen, se hacen mayores y estamos disfrutando mucho de esos jóvenes atrevidos, de catas verticales, de vinos con más de 10 años… y descubrimos que son vinos con mucho por contar todavía. Somos más conocedores de las condiciones de nuestro territorio y eso nos ayuda a mejorar y a innovar año tras año.

VS. ¿Cómo ven el futuro de la D.O. Somontano en los próximos años? ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta?

Vivimos un momento con mucha energía por parte de todos, con la ilusión de compartir nuestro trabajo y hacer disfrutar a través de nuestros vinos, con la exigencia de continuar haciendo de Somontano un valor seguro para el consumidor y , sobre todo, abriendo nuestras puertas para quienes nos quieran visitar.

De las treinta y dos bodegas que componen nuestro Somontano, dieciséis están integradas en la Ruta de Vino Somontano, dispuestas a recibir a aquellos que quieran conocernos más. Visitarnos es entender el porqué de nuestros vinos cuando recorres nuestro territorio, cuando disfrutas de nuestra gastronomía y, sobre todo, cuando escuchas a quienes son los verdaderos protagonistas del territorio: nuestras gentes.


VS. Valoración añada 2018. Qué vinos nos esperan.

Esta añada 2018 que estamos disfrutando fue compleja para nosotros porque climatológicamente tuvimos más lluvia que otros años y eso significó mucho trabajo en el viñedo durante toda la primavera. El verano cálido también nos ayudó a tener una buena maduración y que la uva entrara en bodega con el mejor equilibrio.

El gran trabajo de los viticultores, de los profesionales del campo, ha hecho que tengamos una excelente cosecha de más de 18.700.000 kilos de uva. Si a eso le sumamos el gran capital humano de nuestras bodegas, hemos obtenido ricos vinos con esa frescura tan típica de nuestro Somontano y con mucha expresividad. Objetivo cumplido, añada para disfrutar.

Quizás te pueda interesar

Entrevista a Julio Valles, presidente de la D.O. Cigales: “Utilizamos los mejores viñedos para la producción de rosados. Esa es una de las principales diferencias con otras zonas”

Vino y comida a domicilio: armonías para relajarse en verano

5 novedades veraniegas que no debes perderte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *