La hora de los vinos jóvenes: el termómetro de la nueva campaña

En los primeros meses del año salen al mercado multitud de vinos jóvenes para todos los gustos: blancos, rosados, tintos y de maceración carbónica. Nos referimos a los vinos elaborados con las uvas de la última cosecha, en este caso, la de 2015 (los vinos más madrugadores de la cosecha 2015 vieron ya la luz el pasado mes de noviembre). Elaborados sin crianza, estos ‘zumos de uva’ nos inundan con sensaciones frutales, florales, refrescantes, vivaces, herbáceas, lácticas y fermentativas. Todo un prodigio para aquellos que aprecian el carácter varietal de un vino, es decir, las características propias del fruto del que procede.

Pero hay opiniones encontradas respecto a ellos: algunos consumidores, sobre todo los amantes de los vinos con crianza en barrica de roble, consideran a los jóvenes algo así como vinos menores, un escalón por debajo en el podio de la calidad. Reivindicamos su valor. Y es que no hay manera más agradable de comenzar cualquier comida que hacerlo con un vino de carácter juvenil, ya que son vinos versátiles, de trago largo, frescos y vivaces, magníficos acompañantes de aperitivos, pastas, arroces, legumbres, chacinas, mariscos, pescados y un largo etcétera de alimentos.

Así pues, lancémonos al consumo de estos deliciosos vinos. Disfrutaremos con un amplísimo abanico de sensaciones, tantas como número de variedades de uva existen en el mundo. Cada variedad de uva dejará su impronta aromática, una compleja mezcla de aromas florales y frutales, que irá desde las notas de frutos rojos -cerezas, fresas, frambuesas-, pasando por las frutas negras -ciruelas, moras, endrinas-, sin olvidar los recuerdos de frutas tropicales como el mango, lichis o maracuyá, entre otros. Pura exaltación de la diferencia y la tipicidad.

Las expectativas de la nueva cosecha

Estos vinos jóvenes son un buen termómetro para conocer la calidad que nos depara la última cosecha 2015, en blancos, tintos y rosados. Y es que cuando la vendimia toca a su fin, llega la hora de resolver las expectativas que hemos tenido durante la primavera y el verano pasados respecto a la nueva cosecha.

Una vez se recolecta la uva, entran en juego las decisiones del enólogo en cuanto a la elaboración del vino con el fin de sacar el máximo partido a las características de la añada. Ese cambio de uva a mosto y de mosto a vino es el resultado de numerosos procesos naturales que acaban en el deseado vino de la nueva campaña. Ahora por fin tenemos en nuestras manos el preciado fruto que tantos esfuerzos y horas de trabajo ha costado: los jóvenes de la añada 2015 ya están listos para disfrutar!

Recuerda que los vinos jóvenes son de periodo de consumo corto, así que consúmelos este año o el año que viene, pero consérvalos siempre de manera adecuada. Además, hay algunos vinos jóvenes, como los elaborados con la uva albariño, con una vida mayor (2-3 años).

¡Apostamos por la juventud y por la cosecha que estrenamos! Éstas son algunas de nuestras sugerencias:

Enate Chardonnay 234 Blanco 2015. B. Enate. D.O. Somontano.
La uva de origen galo chardonnay está reconocida por los expertos como la uva blanca más noble y compleja del mundo. La bodega Enate, gran referente de la D.O. Somontano y experta en la elaboración de uvas internacionales, firma el que es para algunos es el mejor chardonnay español. PVP: 8 €/bot

Sanz Verdejo Blanco 2015. Vinos Sanz. D.O. Rueda.
Sanz Verdejo 2015 es un fiel reflejo del potencial y la personalidad inconfundible de la uva verdejo. Elaborado por la bodega más antigua de Rueda: Vinos Sanz, firma imprescindible para entender el gran desarrollo que ha tenido esta denominación. Magnífica relación calidad-precio. PVP: 6,10 €/bot

Finca La Colina Sauvignon Blanc Blanco 2015. Vinos Sanz. D.O. Rueda.
Concebido con uvas de una única finca, de la que toma el nombre. Así, se trata de un vino de finca que además se diseña con el mejor y más antiguo viñedo de sauvignon blanc de la D.O. Rueda. Finca La Colina Sauvignon Blanc se presenta cada cosecha como el mejor de los sauvignon blanc españoles y cuenta con una importante colección de galardones internacionales. PVP: 12 €/bot

Marqués de Cáceres Rosado 2015. B. Marqués de Cáceres. D.O.Ca. Rioja.
Marqués de Cáceres está entre las grandísimas marcas de Rioja y del mundo. Precisamente en Rioja también existe una larga tradicional en rosados. Marqués de Cáceres Rosado 2015 tiene todos los atributos de un buen rosado: nariz intensa y compleja, frescura y sabores frutales, además de cierta amplitud. PVP- 5,50 €/bot

Enate Cabernet Sauvignon Rosado 2015 B. Enate. D.O. Somontano.
Con la uva internacional más famosa, la cabernet sauvignon, Bodegas Enate elabora este interesante rosado, muy versátil. Maridará a la perfección con todo tipo de aperitivos como patés, ibéricos y quesos de media curación. Ideal en la comida con arroces, pastas, pescados al horno y carnes blancas. Realzará también la comida asiática y mexicana. PVP-7,65 €/bot

Valdelosfrailes Rosado 2015. B. Valdelosfrailes. D.O. Cigales.
Cigales es una de las regiones donde los rosados alcanzan un mayor nivel. Como muestra, Valdelosfrailes Rosado 2015 (Grupo Matarromera). Elaborado con la uva estrella del viñedo español, la tempranillo, complementada con un toque de verdejo, la blanca que da fama a la vecina D.O. Rueda. PVP-5,30 €/bot

Quizás te pueda interesar

Los 7 reservas más conocidos de España

5 nuevas tendencias vitivinícolas

Entrevista a Raquel Latre Latorre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *