Los 7 reservas más conocidos de España

Es esa categoría que en el imaginario colectivo se identifica con “gran vino”. Etiquetas que guardamos para ocasiones especiales y que encierran vinos con larga vida por delante, resultado de un lento y costoso proceso de elaboración. Hablamos de los Reservas, vinos tradicionalmente elaborados con las mejores uvas de cada bodega. Recopilamos 7 de los Reservas españoles más reconocidos por el gran público, aquellos habitualmente presentes en tiendas, grandes superficies y restaurantes. Como podréis apreciar, los 7 son riojanos, elaborados por bodegas con una larga trayectoria en el mercado. Grandes símbolos del vino español.

1. Marqués de Cáceres Reserva. B. Marqués de Cáceres. D.O.Ca. Rioja.

A punto de cumplir medio siglo de trayectoria, Marqués de Cáceres es una de las bodegas riojanas más conocidas dentro y fuera de nuestras fronteras, y disfruta de una excepcional proyección internacional: sus vinos llegan a más de 130 países. El Reserva es un clásico que la bodega produce desde sus inicios en 1970. Un tinto que reinterpreta el clasicismo con una visión renovadora, con más potencia frutal y una madera muy bien integrada.

Elaborado sólo en las mejores añadas, a partir de una selección de parcelas de cepas de entre 25 a 35 años ubicadas en Rioja Alta (85 %) y Rioja Alavesa (15 %). Está hecho con tempranillo y un aporte de garnacha y graciano. En su añada 2012, fue incluido en la lista ‘top 100’ de vinos del mundo por la revista americana Wine Spectator.

2. Muga Reserva Selección Especial. B. Muga. D.O.Ca. Rioja.

Representa la complejidad, finura y elegancia de la Rioja más clásica, que, como todo lo tradicional, también ha evolucionado. Muga Reserva destaca especialmente por su regularidad. Producido por una bodega familiar ubicada en el barrio de la Estación de Haro, que ha hecho de sus largas crianzas en roble una de sus señas de identidad.

De Bodegas Muga salen algunos de los mejores vinos del país, como Aro y Torre Muga; y cuando estos vinos no se elaboran, las mejores uvas de la bodega se destinan al Reserva. Muga Reserva es un ‘coupage’ de tempranillo, garnacha, mazuelo y graciano Diseñado con viñedos de las laderas de los Montes Obarenes y Sierra Cantabria, permanece entre 26-28 meses en barricas seleccionadas hechas en la propia tonelería de la bodega.

3. Marqués de Riscal Reserva. Herederos del Marqués de Riscal. D.O.Ca. Rioja.

Seguro que muchos comenzaron su inclinación por el vino riojano con una copa de Marqués de Riscal Reserva, un peso pesado. Este Reserva -rodeado por su reconocible redecilla metálica- tiene una tirada de más de cuatro millones de botellas, un auténtico líder de ventas. Está elaborado fundamentalmente con tempranillo de cepas viejas plantadas en los mejores suelos arcillo calcáreos de Rioja Alavesa, y tiene un proceso de crianza de 24 meses en roble americano. Dentro del mejor clasicismo riojano: fresco, amable y elegante.

Fundada en 1858, la historia de la bodega Herederos del Marqués de Riscal está llena de méritos: fue pionera en elaborar vinos de calidad en Rioja siguiendo el estilo y los métodos bordeleses y ha protagonizado una magnífica transición a nuestros tiempos.

4. Marqués de Murrieta Reserva. B. Marqués de Murrieta. D.O.Ca. Rioja.

Con una trayectoria de más de 160 años, Marqués de Murrieta (Logroño) es otra de las bodegas pioneras en la elaboración de vino de calidad en Rioja. Desde finales de los noventa, el equipo formado por Vicente Dalmau Cebrián-Sagarriga (propietario y presidente) y María Vargas (enóloga) desarrolla un plan que fusiona el respeto por la tradición con la actualización que exigen los nuevos tiempos. Pequeños cambios lentos y seguros que no traicionan el legendario espíritu de la firma.

El gran valor de los vinos de Marqués de Murrieta reside en la Finca Ygay, circundante a la bodega y su sede: el Castillo de Ygay. Con las viñas de la Finca Ygay se han elaborado todos los vinos de la firma desde sus inicios. Marqués de Murrieta Reserva tiene una crianza de 18 meses en barricas de roble americano y es un tinto elegante que destaca por su complejidad y finura. Elaborado con tempranillo al que se suman aportes de garnacha, mazuelo y graciano.

5. Imperial Reserva. CVNE. D.O.Ca. Rioja.

Imperial es un clásico riojano que nace en los años 20 del pasado siglo y sólo se elabora en cosechas excepcionales. Representa la tradición y el clasicismo bien entendido. Su nombre fue adoptado después de un embotellado especial para el mercado inglés en una botella llamada “Pinta Imperial» o «Imperial Pint» (una pinta imperial es medio litro aproximadamente). La fama mundial de este vino aumentó un escalón más cuando fue elegido por la publicación Wine Spectator como Mejor Vino del Mundo en su versión Gran Reserva 2004, todo un hito para el vino español.

La bodega CVNE se levanta desde 1879 en el famoso Barrio de la Estación de Haro, y está conformada por un conjunto de edificios. Entre ellos, destaca la nave Real de Asúa, que funciona como una pequeña bodega independiente y donde se elabora la histórica marca Imperial. Imperial Reserva (85% tempranillo y 15% graciano, mazuelo y garnacha) se diseña con los mejores viñedos de la bodega: viñas de más 40 años situadas en Villalba, Briones y Torremontalbo. Fermenta en tinas de roble francés y su crianza es de dos años en barricas de roble francés y americano. PVP: 24 € aprox.

6. Viña Tondonia Reserva. R. López de Heredia Viña Tondonia. D.O.Ca. Rioja.

De un excelente corte clásico, Viña Tondonia es otro de los Reservas más conocidos por el gran público. Se trata del vino con mayor tirada (250.000 botellas anuales) de otra de las bodegas centenarias ubicadas en el Barrio de la Estación de Haro: R. López de Heredia Viña Tondonia (1877). Bodega que se mantienen en manos de la familia fundadora y encarna el concepto del clasicismo más puro en Rioja. Los tres hermanos López de Heredia Montoya, al frente de la casa, se definen como viticultores y artesanos, manteniendo vivas técnicas de elaboración centenarias.

Viña Tondonia Reserva fermenta en tinos viejísimos, los trasiegos son manuales, recibe una larguísima crianza en barricas viejas de roble americano (6 años), se clarifica con clara de huevo y es embotellado sin filtrar. Un Rioja Reserva realmente distinto, con unos matices únicos generados por el tiempo. Elaborado con tempranillo (70%), garnacha, graciano y mazuelo.

7. Viña Ardanza Reserva. La Rioja Alta, S.A. D.O.Ca. Rioja.

Entre los Reservas históricos no puede faltar Viña Ardanza. Viña Ardanza es la etiqueta que más fama ha dado a La Rioja Alta, S.A. y una de las marcas más longevas del vino español, con 77 años de vida. Está hecho por otra firma centenaria y prestigiosa, fiel a un estilo tradicional, amable, suave y elegante; al que le ha bastado sutiles puestas al día para seguir en lo más alto.

Viña Ardanza Reserva está elaborado con tempranillo de 30 años de edad de viñas situadas en Fuenmayor  y Cenicero (subzona de Rioja Alta). Además, las últimas añadas de Viña Ardanza Reserva incorporan al ensamblaje un 20% de garnacha de Tudelilla (Rioja Oriental). Madura durante tres años en roble americano.

Quizás te pueda interesar

Entrevista a Vicente Micó, enólogo de B. Luzón: “En Jumilla teníamos el estigma de vinos cabezones, pero venían de todo el mundo para llevarse casi toda la producción”

Claves para disfrutar del vino en verano, por Jesús Flores

5 nuevas tendencias vitivinícolas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *