brandy-de-jerez

Qué hace especial al Brandy de Jerez y cómo tomarlo en cócteles y combinados

100% español. El Brandy de Jerez es un espirituoso 100%. Seguramente, el único que se ha elaborado en España durante siglos. Un destilado que se consigue a partir de un producto tan nuestro como es el vino. El Brandy de Jerez sólo se elabora y envejece en el Marco de Jerez, es decir, en el triángulo geográfico formado por Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).Su origen se remonta siglos atrás. Fueron los árabes quienes trajeron a Europa el arte de la destilación en el siglo VIII, y puede decirse que la elaboración y destilación de vino constituye una de las principales industrias de estas tierras jerezanas desde el siglo XVI.

El origen más noble: el vino. El brandy es una bebida espirituosa, al igual que el whisky, el ron, la ginebra, etc; y como todas ellas, se obtiene mediante destilación de productos naturales fermentados: cereales en el caso del whisky; caña de azúcar en el caso del ron; melazas de remolacha en la ginebra; cereales, patatas o remolacha en el vodka. Sin embargo, el Brandy de Jerez se elabora a partir de aguardientes y destilados de vino, con toda la riqueza organoléptica que ello conlleva.

Así, el brandy resulta de la destilación de vinos blancos jóvenes ya aptos para su consumo, normalmente de la variedad airén o palomino. La destilación puede realizarse mediante el método tradicional: usando alquitaras o alambiques; o empleando un sistema más moderno mediante columnas de destilación. Una curiosidad: se necesitan unos 3 litros de vino para conseguir 1 litro de brandy.

Aguardientes de baja graduación = alta calidad. Cuanto mayor calor se aplique en el proceso de destilado, mayor graduación alcohólica se obtiene: encontramos bebidas espirituosas hasta con 90% vol. alcohol, bebidas que en boca nos dejan poco más que sabor a puro alcoholazo. Sin  embargo, el brandy mantiene los matices que recuerdan al vino, resultado una bebida mucho más rica organolépticamente. ¿Por qué? Porque el brandy se obtiene de aguardientes de baja graduación, que contienen mayor cantidad de sustancias volátiles y, por tanto, dan destilados de mayor complejidad y calidad.

El Brandy Solera se elabora con un mínimo del 50% de holandas (aguardientes de baja graduación -menor a 70% vol- y gran cantidad de sustancias volátiles); el Brandy  Reserva con un 75% de holandas; y el Brandy Gran Reserva, únicamente con holandas.

Envejecimiento único en el mundo. En el mercado encontramos muchos espirituosos que se comercializan sin envejecer, pero en el caso del Brandy de Jerez siempre hay un periodo de envejecimiento. Este envejecimiento es, además, único en el mundo: se realiza mediante el sistema tradicional de criaderas y solera. Se trata de un tipo de crianza dinámica y exclusiva del Marco de Jerez: cada escala o hilera de botas tiene distintos periodos de crianza. La escala o hilera de botas que tiene más crianza se coloca sobre el suelo y se denomina “solera”. Sobre la solera se colocan otras hileras de botas, denominadas 1ª criadera, 2ª criadera, etc. De la solera se extrae el brandy listo para embotellar (se extrae sólo una parte del contenido de la bota, nunca se vacía). Esa ‘saca’ se repone con brandy de la 1ª criadera; y ésta, con brandy de la 2ª criadera, y así sucesivamente.

Además, las botas de roble en las que envejece el brandy han servido anteriormente para envejecer los Vinos de Jerez: oloroso, fino, Pedro Ximénez, etc. Así el brandy ofrece diferentes matices en función del envinado de la bota donde ha envejecido. Por otro lado, el Consejo Regulador del Brandy de Jerez establece los tiempos mínimos de crianza para cada categoría: un mínimo de envejecimiento en botas de 6 meses para el Brandy Solera; de 1 a 30 años para el Brandy Reserva; y un mínimo de 3 años para el Brandy Gran Reserva (los más longevos pueden permanecer criándose durante 30-50 años).

Muy versátil – Servicio y maridaje. El brandy es una bebida versátil. Puedes tomarlo servido solo y en copa de Balón o copa Tulipa, on the rocks o en chupitos fríos, en el tradicional carajillo. En invierno suele servirse a temperatura ambiente, pero su temperatura de consumo recomendada está entre 10-15º C.

En cuestión de maridaje, forma buenas armonías con las cocinas de sabores potentes, como mexicana y oriental; con quesos, sobre todo, con los untuosos, cremosos y de pasta prensada, de sabor intenso; y con chocolate, especialmente aquellos con alta concentración de cacao. También puedes utilizar el brandy como ingrediente en la elaboración de postres y flambeados.

Ideal para cócteles. Una tendencia en alza pasa por convertir el brandy en el ingrediente estrella de delicioso cócteles como Sidecar, Brandy Sour, Brandy Alexander, Buenos Días, Lumumba, Brandy Cola…

Durante la cata que celebramos con los socios probamos e hicimos nosotros mismos tres cócteles combinando brandy con refrescos y sodas. Aquí van las recetas de nuestros 3 cócteles favoritos. Y no te olvides del hielo!

  • Brandy Collins: 50ml Brandy de Jerez Solera Reserva, 30ml zumo limón, 20 ml jarabe simple.
  • Brandy Rock Cola: 50ml Brandy de Jerez Solera Reserva, lima, angostura, refresco de cola.
  • Brandy Coffee Cooler: 50 ml Brandy de Jerez Solera Reserva, 1 cuchara de café, ginger ale, piel de pomelo, granos de café.

Quizás te pueda interesar

entrevista-raul-acha

Entrevista a Raúl Acha, director técnico de Matsu (Vintae): “Con el cambio a un estilo más agradable, es cuestión de tiempo que Toro gane adeptos”

que-calor

¡Qué calor!

coleccion-rosados

¿Cómo son los rosados modernos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *