Selección Thyssen: ¿Quién está detrás? Emilio Moro 2018 + Bodegón con dado

I. ¿Quién hay detrás del vino?
JOSÉ MORO

José Moro preside Bodegas Emilio Moro, una de las firmas con más caché de la D.O. Ribera del Duero. Hermano mayor de la tercera generación de viticultores, sus primeros recuerdos del mundo del vino se remontan a su infancia: “Yo tenía 7 u 8 años de edad y ayudaba a mi abuelo y a mi padre a limpiar las cubas de 1000 litros. Para mí era muy divertido verme metido dentro de la cuba con un candelabro y un cepillo”, recuerda.

Tras acabar sus estudios en Químicas, y desarrollarse profesionalmente en el mundo de la viticultura, en 1989 se hizo cargo junto a sus hermanos de la bodega familiar, fundada en 1987 en Pesquera de Duero (Valladolid). Una firma cuyo principal activo se encuentra en un magnífico viñedo propio de tinto fino (tempranillo): 200 hectáreas plantadas e injertadas con un clon recuperado de sus cepas más viejas. Cada uno de los vinos de la bodega tiene identidad propia y está diseñado como fiel reflejo del ‘terroir’. Pero la marca Emilio Moro, comercializada desde 1998, es el “alma máter de la bodega”, afirma José Moro.  

EL VINO. “La elaboración de vino también es un arte, y como tal, queremos que el consumidor perciba la esencia de nuestra obra”, agrega. “Cada añada de Emilio Moro es especial, y esta de 2018 se caracteriza por una uva muy equilibrada que marca la elegancia del vino con ese carácter varietal inconfundible de la tempranillo. Potente, estructurado y con una acidez muy equilibrada”.

Su etiqueta reproduce la obra  ‘Bodegón con dado’ (1923) de Paul Klee. “Hemos escogido ‘Bodegón con dado’ en primer lugar porque se trata de una obra de Paul Klee, un artista cuya inspiración principal fue la naturaleza. Para Emilio Moro, el amor por la naturaleza y la tierra siempre ha sido la base de la elaboración de los vinos, así como para Paul Klee lo fue como pilar para el desarrollo de su obra. Además, este artista era capaz de recortar fragmentos de sus obras para crear otras nuevas, un hecho muy significativo para Bodegas Emilio Moro, porque nos hemos caracterizado siempre por ser innovadores y conseguir incorporar los mejores proyectos para alcanzar el éxito”.

II. ¿De quién es la obra reproducida en la etiqueta?
PAUL KLEE

Nacido en Münchenbuchsee, cerca de Berna (Suiza) en 1940, en el seno de una familia de músicos, la obra de Paul Klee es difícil de catalogar, pues muestra una técnica muy personal. En sus primeros años como artista se acercó al expresionismo alemán. También le influyeron movimientos como el cubismo y el surrealismo. En 1914 viajó a Túnez y la luz de este país africano le hizo descubrir el color, que sería a partir de entonces el motivo principal de sus inquietudes artísticas.

Después de este viaje comienzó a desarrollar el abstracto. Entre 1921 y 1931 fue profesor de la Bauhaus. Durante este periodo, el más fructífero de su carrera, su técnica se consolidó y su obra comenzó a ser conocida. Fue también en estos años cuando pintó ‘Bodegón con dado’ (1923), una de sus obras más reconocibles. Como explica el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, donde se exhibe, ‘Bodegón con dado’ representa una naturaleza muerta abstracta y demuestra el interés de Paul Klee por las teorías del color y sus gradaciones y por la creación de equivalencias entre las gamas cromáticas y las notas musicales.Paul Klee falleció en Muralto (Suiza), el 29 de junio de 1940, a los 60 años, dejando como legado miles de obras de arte.

Quizás te pueda interesar

3 razones para no perderte Marqués de Cáceres Edición Especial Reserva 2015

Adegas Valmiñor, magia celta en una bodega de vanguardia

Nace Polvorete, el vino más joven de Emilio Moro en el Bierzo: el godello hecho arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *